Monumento Natural "Cuevas de Fuentes de León"

Al sur de la provincia de Badajoz, en los límites con la provincia de Huelva, se encuentran enclavadas las Cuevas de Fuentes de León.

En reconocimiento a su importancia geológica, fueron declaradas el 25 de Julio del 2001 “Monumento Natural” por la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de la Junta de Extremadura. 1.020 hectáreas protegidas, las cuales no destacan sólo por las formaciones geológicas de las Cuevas, sino que todo el entorno cobra gran importancia, ya que nos encontramos en un área con una calidad paisajística muy alta y con una amplia y variada flora y fauna.

Las Cuevas de Fuentes de León son un conjunto kárstico de características únicas en la provincia de Badajoz. El Monumento está formado por un conjunto básico de cinco cuevas (Masero ó Bonita, Cueva Del Agua, Cueva La Lamparilla, Cueva El Caballo y Cueva Los Postes) y dos simas (Sima I y Cochinos).

CUEVA MASERO Ó BONITA:

Es una cavidad formada por una dolina de desprendimiento, a la cual se accedía a través de una sima de seis metros de profundidad.
Sus orígenes y formaciones son de tipo kárstico, consistente en un proceso de disolución-precipitación de las rocas solubles, principalmente la caliza, lo cual produce espectaculares formas calcáreas: estalactitas excéntricas, helicoidales, curvas, con forma de punta de lanza, en forma de alas de mariposa, cristales de aragonito, velos o banderolas que superan los tres metros, columnas, estalagmitas,... Todo ello define una cueva con tal variedad y diversidad de formaciones que la convierten en una cavidad muy espectacular desde el punto de vista geológico. Es una Cueva de formación continua, un vivero de karst, con espeleotemas vivos y en pleno desarrollo, único a nivel regional.
Esta cueva tiene un recorrido de unos 80 metros de desarrollo horizontal, llegando a tener en su conjunto unos 1200 metros cuadrados. En su interior podemos encontrar hasta seis salas, cuatro de ellas visitables. La última en acondicionarse ha sido la Sala del Castillo, que fue inaugurada el pasado mes de Octubre.
En esta cueva está pendiente que sigan los trabajos de acondicionamiento para poder acceder a nuevas salas.

CUEVA DEL AGUA:

Es la más grande encontrada hasta le fecha y conocida desde antiguo por la literatura científica. Está declarada Lugar de Interés Comunitario (L. I. C.) debido a una nutrida colonia de murciélagos que la utilizan como refugio. La colonia puede oscilar entre 2.000 hasta 18.000 ejemplares y conviven ocho especies diferentes (cuatro de herradura, tres ratoneros y una de cueva), todas protegidas.
Esta cueva posee un lago interior de más de 250 metros cuadrados, el cual se encuentra en las dos salas primeras. Sin llegar a la profusión de la Cueva de Masero, en sus salas interiores también nos encontramos con una gran variedad de espeleotemas.
Una característica que la diferencia del resto de cavidades, es que en ella se ha encontrado un grabado de ángulos entrecruzados a modo de dientes de sierra.
Actualmente se visita sólo la primera sala.

CUEVA LA LAMPARILLA:

Situada a unos 100 metros de la Cueva del Agua. Es la más pequeña de todas y su acceso es complicado. Actualmente se encuentra cerrada al público.

CUEVA EL CABALLO:

A través de una escalera, se accede hasta casi el fondo de la cavidad, con forma longitudinal y con zonas de gran altura alcanzando los 10 metros en algunos puntos. A lo largo de la cueva, se pueden observar grandes coladas, algo deterioradas por las condiciones de sequedad imperantes.
La cueva representa lo que sería originalmente un conducto kárstico de desagüe de las aguas del macizo, con formación de travertinos (tipo de roca sedimentaria) en su surgencia. Actualmente la cueva es realmente una diaclasa (igual que una falla pero donde se ha producido fracturación de las rocas sin desplazamientos) agrandada por la disolución, que permite tener acceso al interior de las calizas en la que se observa una última etapa de precipitación química del carbonato que, entre otras formas, ha creado la que da nombre a la cavidad: una colada blanquecina y que, desde la entrada el efecto óptico hace que se asemeje a la cabeza de un caballo.
En el interior de la cueva se han hallado restos correspondientes a la Edad Romana, al igual que en la Cueva de Los Postes.

CUEVA LOS POSTES: 

Se localiza en las cercanías de la Cueva Del Caballo y la Cueva Masero. Posee dos salas, separadas por columnas de cerca de un metro de alto, que son las que le dan el nombre a la cueva. Los lugareños entraban a ésta cueva a través de una zorrera, y debido al desconocimiento que tenían acerca del valor y la importancia de la cueva, hicieron bastante daño en la misma.
En vistosidad no nos ofrece mucho, pero en cuanto a arqueología, nos encontramos ante un yacimiento arqueológico único en Extremadura.

En el año 2000 se puso en marcha el proyecto de investigación “Orígenes”, dicho proyecto tiene como objetivo caracterizar mediante la propia excavación arqueológica y otras disciplinas complementarias, las diferentes ocupaciones humanas detectadas en la Cueva El Caballo, Cueva del Agua y Cueva Los Postes, siendo en ésta última donde se ha documentado la secuencia arqueológica más importante. Dentro de esta Cueva podemos diferenciar cuatro etapas:

-Etapa 1: destaca principalmente una notable presencia de material romano, con posibles ocupaciones previas de carácter indígena. La cueva la utilizarían como espacios culturales donde depositaban ofrendas.

-Etapa 2: la Cueva actúa básicamente como un lugar de depósito funerario colectivo. Junto a los restos humanos aparecen restos variados de material que conformaron los ajuares (recipientes cerámicos, útiles líticos, óseos y decorativos).

-Etapa 3: se trata al igual que la etapa anterior de una ocupación de carácter funerario, salvo que los ajuares son diferentes. Desaparece la cerámica y aparecen piezas de industria lítica, elementos de sílex y piezas realizadas sobre cantos rodados.

-Etapa 4: esta unidad ha proporcionado hasta el momento un notable conjunto de restos faunísticos con presencia de bóvidos, úrsidos y quelonios, un par de objetos líticos y una falange humana del que a día de hoy es el primer y único resto de homínido de Extremadura, indicando la ocupación humana de la cavidad durante el Paleolítico Medio. Se trata de un hallazgo excepcional y que empieza a arrojar algo de luz sobre la presencia de los primeros neandertales en el suroeste de la Península Ibérica. Es de esperar que con el avance de las excavaciones puedan localizarse nuevos restos que ayuden a caracterizar a estos primeros humanos que recorrieron nuestras tierras.















Para poder visitar las el Monumento Natural "Cuevas de Fuentes de León", es necesario pedir cita con antelación al 924 724 174 (Oficina de Turismo). Las entradas se recogen a las 10:00 h en la Oficina de Turismo, y a las 11:00 h comienza la visita en las cuevas.

La visita dura alrededor de dos horas y media, se recomienda ropa cómoda y calzado cerrado.

Por la tarde, a partir de las 17:00 h se hacen recorridos guiados por la localidad de manera gratuita. La visita incluye el Centro de Interpretación de la Naturaleza y la Sala de Minerales, el Cine-Teatro "San Vicente" y la iglesia principal "Nuestra Señora de los Ángeles".

CENTRO DE INTERPRETACIÓN:

El Centro de Interpretación está ubicado dentro del municipio de Fuentes de León. 
Cuenta con un gran mural, un montaje fotográfico donde están representados los diferentes ecosistemas de la zona, con la flora y la fauna característica de cada uno de ellos: Bosque Mediterráneo, Pueblos y Cortijos, Valles y Riberas, Dehesa y Cuevas.

A través de unos objetivos, podrá observar imágenes tridimensionales de la dehesa, además de reconocer mediante el tacto algunos recursos que nos da la misma.
En esta sala hay una reproducción de un enterramiento Neolítico, compuesto por restos Humanos, restos de cerámicas y algunos utensilios. También hay dos urnas con utensilios o herramientas que se utilizaban en cada época:
- Restos de la Época del Neolítico: cuchillos de sílex, hachas de piedra, puntas de flecha, … , todo relacionado a la caza y la pesca.
- Restos de la Época Romana: lucernas, terracotas, vasijas, … , todo relacionado al santuario.

También hay paneles explicativos de cómo se han formado las Cuevas, y verán algunas de sus formaciones o espeleotemas.

Podrán visitar otra sala donde hay una exposición de minerales y fósiles: una colección con una gran variedad de formas y colores. 

Y por último, podrán pasar a un pequeño rincón micológico.






Cerca de las Cuevas, se encuentra el CASTILLO DEL CUERNO:

Se trata de un ejemplo singular en el panorama artístico extremeño ya que su vinculación cultural con la Orden del Temple y datación de la fortificación (fines del S. XIII e inicios del S. XIV) son excepcionales en Extremadura pues todos los ejemplos de fortificación de la orden mencionada fueron muy modificados cuando ésta desapareció.
En 1312 fue donado a la Orden de Santiago, la cual no ocupó el lugar y ha provocado que llegue a nosotros en su trazado original.

Desde este punto, se pueden divisar panorámicas de sorprendente atractivo.

Hoy en día se puede acceder en vehículo.











No hay comentarios:

Publicar un comentario